Thursday, August 02, 2012

CONVERSANDO CON EL SILENCIO

“¿Qué es el silencio? Abordemos esta energía de un modo diferente. ¿Qué es el silencio? ¿Están ustedes silenciosos? ¿Cómo descubrirán qué es el silencio? ¿Son ustedes ruidosos? ¿Cómo saben que están silenciosos?”
El silencio es indispensable. Cuando miramos una nube, y el resplandor de la luz en ella, si nuestra mente se encuentra parloteando, vagando, especulando, verbalizando, no puede ver la belleza de la nube. La mente tiene que estar quieta, y estará quieta si uno ha negado, si ha descartado el control, la autoridad; todas las cosas que la mente ha producido a fin de encontrar la verdad o la iluminación…
K
Cuando el hombre comprenda la significación de la palabra hablada y utilice el silencio de los altos lugares, para producir determinados efectos en algún plano, podrá ser admitido en los reinos donde cada sonido y cada palabra pronunciada generan potentes resultados en algún tipo de materia.
El discípulo debe aprender a permanecer silencioso ante el mal, a callar ante los sufrimientos del mundo, sin perder tiempo en quejas inútiles y en demostraciones de dolor, sino tratar de aligerar la carga del mundo, y trabajar sin perder energías en palabras. Sin embargo, debe hablar cuando es necesario el estímulo; emplear la palabra con fines constructivos
AAB-DK
Hay que llegar poco a poco al Silencio del Corazón, sin el cual será imposible obtener la Paz del Espíritu, a fuerza de simplificar nuestra vida lo más que nos sea posible y estableciendo una inteligente distinción entre las cosas realmente necesarias y las que son innecesarias o de carácter muy superficial.
el Silencio del Corazón no es el resultado de una lucha o de una resistencia a la vida en cualquiera de sus motivos condicionantes, sino un impulso de sagrada comprensión que nos lleva adelante, triunfando de todos los obstáculos que se oponen a nuestro camino.
VBA

Thursday, May 17, 2012

EL EXTRAÑO QUE TENEMOS EN CASA

Unos cuantos años después que yo naciera, mi padre conoció a un extraño, recién llegado a nuestra pequeña población. Desde el principio, mi padre quedó fascinado con este encantador personaje, y enseguida lo invitó a que viviera con nuestra familia. El extraño aceptó y desde entonces ha estado con nosotros. Mientras yo crecía, nunca pregunté su lugar en mi familia; en mi mente joven ya tenía un lugar muy especial.
Mi mamá me enseñó lo que era bueno y lo que era malo y mi papá me enseñó a obedecer. Pero el extraño era nuestro narrador. Nos mantenía hechizados por horas con aventuras, misterios y comedias. Él siempre tenía respuestas para cualquier cosa que quisiéramos saber de política, historia o ciencia. ¡Conocía todo lo del pasado, del presente y hasta podía predecir el futuro! Me hacía reír, y me hacía llorar. El extraño nunca paraba de hablar, pero a mi padre no le importaba.
Mi papá nunca nos dio permiso para tomar alcohol. Pero el extraño nos animó a intentarlo y a hacerlo regularmente. Hizo que los cigarrillos parecieran frescos e inofensivos, y que los cigarros y las pipas se vieran distinguidas. Hablaba libremente (quizás demasiado) sobre sexo. Sus comentarios eran a veces evidentes, otras sugestivos, y generalmente vergonzosos. Ahora sé que mis conceptos sobre relaciones fueron influenciados fuertemente durante mi adolescencia por el extraño. Repetidas veces lo criticaron, mas nunca hizo caso a los valores de mis padres, aun así, permaneció en nuestro hogar.
Han pasado más de cincuenta años desde que el extraño se mudó con nuestra familia. Desde entonces ha cambiado mucho; ya no es tan fascinante como era al principio. No obstante, si hoy usted pudiera entrar en la guarida de mis padres, todavía lo encontraría sentado en su esquina, esperando por si alguien quiere escuchar sus charlas o dedicar su tiempo libre a hacerle compañía..¿Su nombre?...Nosotros lo llamamos Televisor... ¡Ahora tiene una esposa que se llama  Ordenador y un hijo que se llama  Móvil!
Anónimo

Monday, May 30, 2011

EL SILENCIO DE LA CONSCIENCIA - ¿SE PUEDE SER CONSCIENTE SIN CONCIENCIA?

En un chalet muy lujoso con una gran piscina se está celebrando una fiesta. El dueño que es multimillonario, dice que compartirá su fortuna con el valiente que se atreva a cruzar su piscina que está llena de cocodrilos hambrientos. De repente se ve a un chico dentro del agua nadando a toda velocidad, cuando sale por el otro extremo de la piscina el dueño acude a felicitarlo, diciendo que por fin acababa de conocer a una persona realmente valiente.

El joven le respondió: “¡Que valiente, ni que valiente…alguien me empujó”!

Dice Alejandro Jodorowsky que la piscina con sus cocodrilos son nuestros “demonios interiores”, contra los que tenemos que luchar para tratar de conocernos. Que ese pequeño empujón que te lanza al interior de la piscina te lo da “un maestro”. Pero la energía para luchar y salir (aprender) la pones tú. Sin ella no serviría de nada el pequeño empujón que nos han dado. La recompensa de atravesar la piscina es conocerse mejor, un aumento de nuestra “consciencia” rompiendo algunos límites que establecíamos como fijos e inamovibles.

A veces son términos intercambiables, pero no siempre. Con el sentido general de` percepción o conocimiento’, se usan ambas formas.

Conciencia: Conocimiento de lo que nos rodea, en base a los órganos de los sentidos. En sentido moral, como ‘capacidad de distinguir entre el bien y el mal’ (el Pepito Grillo de Pinocho), sólo se usa la forma conciencia. También tener mala conciencia, remorderle a alguien la conciencia, no tener conciencia.

Consciencia: Conocimiento de sí mismo. La consciencia define al ser. Se es consciente de sí mismo y de lo que nos rodea en base a lo que uno Es. Otra definición es la que asocia la consciencia a un estado de unión con la vida universal. Es una expansión continua, igual que el universo...seguir leyendo

Thursday, August 30, 2007

Aprendiendo del Silencio

Se nos dice en el libro de los rayos y las iniciaciones (AAB/DK) que guardar silencio constituye otro factor importante en la preparación grupal para la iniciación. También se nos comenta que el silencio no significa abstenerse de hablar. Que la mayoría de los discípulos lo cree así, y también que deben aprender a no hablar, en la esperanza de recibir la iniciación. Pero que para algunos sería mejor hablar más de lo que acostumbran -sobre correctas líneas.

También se nos dice en el mismo libro que el silencio exigido en el ashrama es abstenerse de formular ciertas corrientes de pensamiento, eliminar toda fantasía y evitar el empleo malsano de la imaginación creado. Por consiguiente, el habla se controla desde su fuente de origen, porque es el resultado de ciertas fuentes internas de ideas, pensamientos e imaginación; es la precipitación (al alcanzar un punto determinado de saturación, si así puedo expresarlo) de los depósitos internos que se desbordan en el plano físico.

Cuando nos abstengamos de hablar y de pronunciar palabras, porque estemos convencidos de que vamos a decir algo erróneo, indeseable e insensato, o constituye un derroche de energía, puede también producir una serie y desastrosa condición en el cuerpo astral del discípulo, acrecentándose la acumulación interna que eventualmente conducirá a una más violenta explosión verbal. Se nos dice que debemos cultivar el silencio mental, pero no quiere significar que pensemos silenciosamente, sino que ciertas líneas de pensamientos deben rechazarse, suprimirse algunos hábitos mentales y no establecerse determinados acercamientos a las ideas, lo cual se logra aplicando el proceso de sustitución, no el de la violenta supresión.

Mas allá del Silencio

Ayer paseamos nuevamente por el sendero de montaña favorito. Esta vez el santuario estaba tranquilo y una vez mas dejamos en su entrada unas cuantas tarjetas. Fue un paseo encantador donde el azul del cielo y el verde del paisaje armonizaban perfectamente con el silencio de la naturaleza. Uno puede constatar que el sendero no es la montaña pero es parte de la misma, que el silencio no es ausencia de sonido, si no ausencia de ruido, que la brisa tiene su propia música y que una simple flor al pie de un inmenso roble participa activamente de los sonidos creadores de la naturaleza.

El máximo secreto de la Naturaleza se halla contenido en el valor esencial del sonido. Cuando éste "rasga los éteres y los pone incandescentes, está cimentando la base de la Creación Universal". Esta frase tiene un valor singularmente esotérico y esta sacada del "Libro de los Iniciados".

La meditación es la apertura de una puerta hacia un espacio sobre el cual no se puede imaginar o especular. El pensamiento es el centro alrededor del cual forma el espacio creado por las ideas, y este espacio puede expandirse por ideas adicionales. Pero tal expansión mediante el estímulo, en cualquier forma que sea, no es el espacio en el que no hay centro. La meditación es el acto de comprender este centro, y por lo tanto implica el trascenderlo. El silencio y el espacio van juntos. La inmensidad del silencio es la inmensidad de la mente en la que no hay centro. La percepción de este espacio y silencio no pertenece al pensamiento. El pensamiento puede percibir solamente su propia proyección, y el reconocimiento de la misma es su propia frontera.

Thursday, October 26, 2006

El Silencio que libera

El universo en el cual estamos inmersos todo es energía, todo está en vibración y en movimiento. La Voz del Silencio, implica ausencia de "ruido”...el ruido de las creencias. de los ideales y del egoismo...es el silencio del corazón que permite mostrar determinadas cualidades de la energía y/o permite cualificar la misma con una nota característica y sutil...Lo que realmente precisamos es darnos cuenta, "sin lucha ni resistencia alguna", de las cosas que sobran en nuestra vida no para sofocarlas ni para destruirlas, sino para que nos revelen, "sus verdaderas razones y motivos".

-El silencio de la crítica conduce a la inofensividad.
-El silencio de lo personal conduce a la impersonalidad.
-El silencio del deseo conduce al desapego.
-El silencio de la mente conduce a la atención.

Cuando hay solamente observación, esta observación misma es silenciosa...El silencio, como atención o como serena expectación, también es liberación del pasado, de los conocimientos, de los recuerdos conscientes y de los inconscientes; y cuando uno consigue una mente silenciosa surge la atención que libera permitiendo que lo nuevo surja de forma natural...HPB también habla de la Voz del Silencio como la voz de la Nada, "el Sonido Sin Sonido". Para comprenderlo, uno tiene que aprender la naturaleza de Djárana y tornarse indiferente ante los objetos de la percepción, buscar al rashah de los sentidos, al Productor de Pensamientos, el que genera la ilusión...Tenemos la responsabilidad de que el sonido de la inofensividad, de la impersonalidad, del desapego y de la atención estén “hablando” y "mostrándose" constantemente ya que la percepción y la conciencia a través de la cual la percepción sucede nos introduce en esa zona de integridad dentro del Ser donde hay Libertad Espiritual.